viernes, 21 de noviembre de 2008

Marca país versus identidad nacional

Palabras clave: Rodolfo Chikilicuatre, Eurovisión, esencialismo, clisés, marca país

Por Ignacio López-Calvo
Publicado en El Adelantado de Segovia





El barcelonés de 38 años David Fernández (que responde al nombre artístico de Rodolfo Chikilicuatre, un personaje creado en el programa de televisión Buenafuente de La Sexta) y su Chiki-chiki irán a la edición número 53 de Eurovisión que se celebrará en Belgrado el 24 de mayo. ¿Qué dice eso de nosotros? Bueno, en la década de los ochenta andábamos intentando vender la marca país de Spain is different a los turistas buscando representantes exóticos (tipo José Vélez “el Balanza” o Remedios Amaya descalza) sin la menor esperanza de ganar el concurso de Eurovisión, sino más preocupados por atraer turismo.



Ese Spain is different era un invento que funcionó a las mil maravillas para vendernos al turismo con nuestra peineta ficticia, nuestros toros y nuestro flamenco, pero a nadie se le escapa que todo aquello no tenía nada que ver con la identidad nacional española. Ni a mí, ni a los segovianos, ni a la gran mayoría de los españoles (incluyendo, por supuesto, a los andaluces) nos representaba esa fabricación esencialista. Y lo curioso es que el slogan turístico funcionó tan bien que fuera de Europa (los otros europeos nos conocen mejor que el resto del mundo) esa imagen estereotípica y exótica ha pervivido hasta nuestros días.

Hoy por hoy, está visto ese sentido del ridículo que era antes tan español va desapareciendo y eso yo lo aplaudo. Con ello no digo, claro, que el bicho nos represente bien, sino que me gusta ver cómo se han superado los complejos de antaño y, lo que es aún más importante, cómo nos hemos dado cuenta por fin de que Eurovisión ha sido siempre una horterada insoportable que no tiene la menor importancia.

Ya hay una página web que cuenta con 1341 firmas para protestar por la polémica selección. Lo cierto es que TVE dejó (muy democráticamente, sí señor) en manos de internautas y telespectadores la elección del representante español para Eurovisión y ahora que el personaje de la peluca tipo Elvis arrasó, hay que respetar la sabiduría popular… perrea, perrea.



*U.S. copyright law prohibits reproduction of the articles on this site "for any purpose other than private study, scholarship, or research" (see Title 17, US Code for details). If you would like to copy or reprint these articles for other purposes, please contact the publisher to secure permission.